<- blogcom
FECHA

30/09/2020

TEXTO DE

Olivia Fontanillo. EnCircular

COMPARTIR
<- blogcom
Europa aspira a liderar una alianza mundial por la economía en circular

Liderar una alianza mundial por la economía circular. Ese es el ambicioso objetivo que persigue la Unión Europea, que trabaja para acelerar la transición ecológica de su modelo productivo y de consumo, como única vía para garantizar la sostenibilidad medioambiental y social a medio plazo y de mantener su eficiencia y competitividad en un contexto global. Esta apuesta se ha plasmado en un nuevo ‘Plan de Acción para la Economía Circular’, que supone un salto cualitativo y cuantitativo en el trabajo abordado desde 2011, con la definición de líneas de trabajo, estrategias, programas y herramientas que implicarán a todos los agentes: desde las instituciones y organismos públicos, a los gobiernos, las empresas y la ciudadanía.

Esta nueva estrategia en la transición hacia una economía en circular se enmarca en el European Green Deal o Acuerdo Verde Europeo, que parte de una visión holística y transversal: preservar el medio ambiente y la biodiversidad, alcanzar la neutralidad climática en 2050 y avanzar en equidad y bienestar social son objetivos inalcanzables sin un sistema económico en circular.

Se parte del principio de que esa transición “no deje a nadie fuera” y se apoya en la corresponsabilidad y necesaria implicación de todos los agentes, partiendo de la base social, la ciudadanía, pasando por los poderes públicos -a través de regulación de todo el ciclo de vida de los materiales y productos, desde la extracción al ecodiseño y el etiquetado, a la venta ética y el tratamiento de residuos; incentivos a la innovación y transformación de modelos y procesos; concienciación y formación al consumidor, o la apuesta por la compra pública con criterios sociales y medioambientales- y el sector empresarial -con foco en todo el ciclo de vida y la cadena de valor de los productos y servicios-.

En los últimos ejercicios, se ha logrado un gran avance en cuento al nivel de concienciación y sensibilización: según los resultados del Eurobarómetro publicado en marzo de 2020, el 94% de los ciudadanos de la Unión afirma que la protección del medio ambiente es importante para ellos y considera que los métodos más eficaces para combatir los problemas medioambientales son «cambiar la manera de consumir» y «cambiar la manera de producir y comercializar”.

En esta línea, el ‘Plan de Acción para la Economía Circular’, presentado el 11 de marzo de este año, busca construir “un sistema que garantice que el valor de los materiales, recursos y productos utilizados se mantengan en la economía de la UE durante el mayor tiempo posible, con el objetivo de adaptar nuestra economía a un futuro ecológico y reforzar nuestra competitividad, protegiendo al mismo tiempo el medio ambiente y confiriendo nuevos derechos a los consumidores».

“Solo tenemos una Tierra, pero en 2050 estaremos consumiendo como si tuviéramos tres. El nuevo Plan hará que la circularidad sea la norma en nuestras vidas y acelerará la transición ecológica de nuestra economía. Unas medidas tomadas pensando en el futuro generarán oportunidades de negocio y de trabajo, reconocerán nuevos derechos a los consumidores europeos, encauzarán la innovación y la digitalización y, al igual que la naturaleza, garantizarán que no se desperdicie nada”, subrayó Virginijus Sinkevičius, comisario europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca.

En línea con la visión holística del Green Deal, todas las acciones planteadas en este plan de economía circular se orientarán a reducir tanto la huella del carbono como la huella de materiales de la UE -la mitad de las emisiones totales de gases de efecto invernadero y más del 90% de la pérdida de biodiversidad y el estrés hídrico se deben a la extracción y al tratamiento de los recursos-.

El vicepresidente ejecutivo responsable del Pacto Verde Europeo, Frans Timmermans, destaca que, a pesar de los pasos y avances logrados en los últimos ejercicios -con los sucesivos planes de acción y desarrollos normativos-, “en la actualidad, nuestra economía sigue siendo casi enteramente lineal, ya que solo el 12% de los materiales y recursos secundarios vuelve a entrar en la economía. Muchos productos se rompen con demasiada facilidad, no se pueden reutilizar, reparar ni reciclar, o están fabricados para un solo uso. Existe un enorme potencial que pueden aprovechar tanto las empresas como los consumidores”.

Las previsiones manejadas por la Comisión Europea son que, gracias a las mejoras en eficiencia y competitividad que traerá consigo la aplicación del ‘Plan de Acción para la Economía Circular’, se podría incrementar en un 0,5% el PIB de la eurozona y crear unos 700.000 nuevos puestos de trabajo hasta 2030. De esta manera, se avanzará, también, en los objetivos de integración y equidad social y mejora del bienestar de todas las personas.

Líneas de acción y carencias

Para ello, el nuevo Plan aprobado por la Comisión Europea establece unos objetivos y líneas centrales de acción, que serán objeto de desarrollos normativos -a nivel europeo y en las respectivos estados-, políticas, planes y acciones concretos.

En este sentido, podemos destacar tres grandes carencias en el documento: no contemplar las energías renovables, uno de los pilares de la economía en circular; no incluir objetivos ni líneas de trabajo específicas para el turismo, sector clave para la economía europea, y no prestar la atención que requiere el mundo rural -pese al alto peso en distribución de población en algunos de los estados miembros y el papel fundamental del sector primario en la conservación del medio ambiente, la biodiversidad y la gestión de recursos-.

La Comisión Europea detalla que el ‘Plan de acción para la economía circular’ recoge, en primer lugar, medidas orientadas a empoderar a los consumidores. Se busca que reciban información fidedigna sobre aspectos como la reparabilidad y la durabilidad de los productos, que les ayude a tomar decisiones más sostenibles. Una de las propuestas destacadas es regular el ‘derecho de reparación’ o acceso a repuestos.

En este sentido, el eje central perseguido es conseguir que “los productos sostenibles sean la norma en la UE”. Se legislará para que los productos comercializados duren más, sean más fáciles de reutilizar, reparar y reciclar e incorporen, en la medida de lo posible, material reciclado en lugar de materias primas. Se restringirán los productos de un solo uso, se hará frente a la obsolescencia prematura y se prohibirá la destrucción de bienes duraderos que no hayan sido vendidos.

El documento que recoge las líneas de trabajo en economía circular en la Unión Europea, menciona acciones concretas orientadas a “los sectores que utilizan más recursos o tienen un elevado potencial de circularidad”.

Entre ellos, están: Electrónica y TIC: La ‘Iniciativa sobre la Electrónica Circular’ alargará la vida útil de los productos y mejorará la recogida y el tratamiento de los residuos; baterías y vehículos: se persigue aumentar la sostenibilidad e impulsar el potencial de circularidad de las baterías, así como la revisión de las normas relativas a los vehículos al final de su vida útil, con el fin de mejorar la eficiencia del reciclado, y normas sobre el tratamiento sostenible de los aceites usados; envases y embalajes: nuevos requisitos obligatorios en cuento a materiales y formatos, entre otros; plásticos: requisitos obligatorios sobre el contenido reciclado, con especial atención a los microplásticos, los bioplásticos y los plásticos biodegradables; productos textiles: reforzar la competitividad y la innovación en el sector e impulsar el mercado de la reutilización textil; construcción y vivienda: estrategia integral para un entorno construido sostenible que fomente los principios de circularidad en los edificios, y alimentación, como ámbitos más destacados.

En cuanto a los residuos, la estrategia de la Unión Europea se centrará en evitar los residuos, en primer lugar, y, si se producen, en transformarlos en recursos secundarios de alta calidad que se integren en un eficiente mercado de materias primas secundarias -para darles una nueva vida-. La Comisión estudiará la posibilidad de establecer un modelo armonizado a escala de la UE de recogida separada de residuos y su etiquetado. El ‘Plan de acción’ también presenta una serie de medidas para reducir al mínimo las exportaciones de residuos de la UE y hacer frente a los traslados ilícitos.

Financiación e incentivos

Para apoyar las estrategias nacionales y los proyectos e inversiones del sector privado necesarios para abordar con éxito esa transición hacia una economía en circular, se habilitarán programas de apoyo e la innovación y la transformación de estrategias, procesos y sistemas en las empresas -como los diferentes proyectos del Programa LIFE o subvenciones y líneas de crédito para programas de investigación e innovación-, así como otros recursos europeos con diferentes fórmulas -desde los Fondos de Cohesión, al Fondo Europeo de Desarrollo Regional-.
Además, se contemplan acciones para movilizar financiación privada en apoyo de la economía circular a través de instrumentos financieros comunes, como InvestEU.

Una de las principales herramientas de impulso de esta evolución hacia una economía en circular será la ‘compra pública verde’, que supone la integración de criterios obligatorios de contenido medioambiental en los procesos de contratación de organismos, instituciones y empresas públicas. La compra pública moviliza, actualmente, en torno al 14% del PIB de la UE.

La cooperación público-privada es esencial para alcanzar el éxito del plan y la mayor eficiencia y eficacia en resultados, que redunde en beneficio de todos los ciudadanos europeos.

Acceso al ‘Plan de Acción de Economía Circular’ y documentación complementaria:
https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/es/ip_20_420

Últimas noticias

Ecosistema

08/03/2022

El PERTE de Economía Circular prevé impulsar más de 1.200 millones ...

VER MÁS->
Ecosistema

17/02/2022

El 68% de las empresas de la Comunitat Valenciana integra de forma ...

VER MÁS->
Ecosistema

16/02/2022

La tasa de circularidad se estanca en el 8,6% y Circle Economy lanz...

VER MÁS->