<- blogcom
FECHA

29/12/2020

TEXTO DE

Olivia Fontanillo. EnCircular

COMPARTIR
<- blogcom
‘Cerrando el círculo’. Ekomodo: Emprender negocios competitivos en la lucha contra el cambio climático

Elena Morales, periodista de la Cadena Ser, entrevistó a Adriana Uribesalgo, directora creativa de Ekomodo y especialista en ecodiseño, en la segunda de las entrevistas del ciclo ‘Cerrando el círculo’, enmarcado en la ‘Economía EnCircular Open Week’*.

Eko-REC es la única empresa industrial de Europa que no solo recicla plástico -en torno a 5 millones de botellas cada día-, sino que transforma ese material reciclado en productos propios que se emplean en diferentes sectores, como la automoción, la alimentación (envases) o el sector textil. El grupo identificó la oportunidad de cerrar aún más el ciclo de los materiales y los residuos, convirtiendo ese textil obtenido con reciclaje en productos que las personas pudieran usar en su día a día. En 2018, lanzó el proyecto Ekomodo, para diseñar y fabricar una serie de complementos con estilo y sostenibles.

Una botella de plástico cualquiera tarda más de 500 años en degradarse en el medio ambiente. Sin embargo, en Ekomodo conseguís darle una nueva vida a ese material. ¿Cómo surgió el proyecto?

Somos un grupo de empresas en el que cada día se reciclan unos 5 millones de botellas de plástico. Se hace una escama que se puede convertir en material para alimentación, automoción. Hay un proyecto textil dentro de la empresa y se estaban buscando nuevas aplicaciones. Por casualidad, yo acababa de incorporarme a la organización y nos unimos varias personas que teníamos la inquietud de demostrar a la ciudadanía el sentido real del reciclaje. Propusimos hacer proyectos más tangibles, que llegasen de manera más directa a la población; que la persona que deposita una botella para reciclar, pueda ver el resultado. Creamos una línea textil, en principio muy experimental. Los diseños han evolucionado desde esos primeros momentos hasta hoy, pero se mantiene como una de las funciones principales la didáctica: demostrar qué ocurre con el plástico reciclado. Es nuestro propósito como marca.

La primera parte del trabajo es que los ciudadanos separemos la basura, reciclar en contenedor. ¿Nos falta concienciación?

Nos falta concienciación sobre todo porque nos creemos muchos bulos. Por ejemplo, que al final todo se recoge en un mismo camión o va a un mismo sitio. No es cierto. La basura vale dinero. Aunque para mí sea basura, para otro es materia prima. Desde que separo mis residuos, se convierten en un recurso para una industria. Tenemos que ser conscientes de que los van a utilizar empresas y van a generar empleo.

El plástico es uno de los materiales con mayor impacto negativo en el medio ambiente…

Se estima que, aproximadamente, solo el 9% de todo el plástico que se produce se recicla. Queda un gran trabajo por hacer, tanto en cuanto a separar correctamente, como en crear empresas que sean capaces de trabajar con esos plásticos y generar nuevos recursos. En nuestro caso, nos centramos, sobre todo, en el PET, uno de los polímeros que se encuentra en envases plásticos. Hay muchas innovaciones orientadas a la mejora de la calidad para poder darle nuevos usos. El reciclaje siempre degrada algo la materia prima. Lo ideal es que la botella pueda reciclarse el mayor número de veces posible y mantener la calidad en toda la cadena. Y algo fundamental es que lo que hagamos con esa materia a su vez se pueda reciclar, porque, si no, nos vamos a encontrar con la misma piedra en el camino.

Además de esta sostenibilidad medioambiental, Ekomodo también es responsable a nivel social y personal, con criterios de inclusión a la hora de abordar la producción.

Para nosotros la sostenibilidad tiene tres patas: somos una empresa, la pata económica se da por hecho. La segunda es la medioambiental y la tercera, la social. Qué impacto tenemos en las personas y en las comunidades. Por ello, trabajamos con empresas de inserción social y laboral.

Estáis avanzando, también, en el marketing responsable, con propuestas innovadoras.

El 80% del impacto que va a tener un producto depende del diseño. Abarca todo, desde la elección de materias primas hasta la comunicación, como lo hacemos llegar al consumidor final. Que las personas sean conscientes de qué supone utilizar material reciclado y qué implica. Por ejemplo, estamos desarrollando fichas de impacto, donde se recoge una serie de puntación sobre el producto que permite ver su sostenibilidad de forma más tangible. (emisiones, dónde se hace la producción…). Recogen información muy sencilla de entender para todas las personas.

Desde vuestra experiencia, ¿recomendáis a otras pymes avanzar hacia la integración real de la sostenibilidad?

Es indispensable, no es que sea conveniente y recomendable, sino que llegará un punto en el que, si no eres sostenible, no podrás ser empresa. La regulación y la demanda del mercado están haciendo que sea algo indispensable, de base, transversal. Eso lo vamos a ir viendo en todos los proyectos, en todas las pymes y empresas de mayor tamaño.

¿Crees que hay suficiente apoyo público para impulsar empresas sostenibles?

Por desgracia, no siempre existe. Nosotros somos unos privilegiados. En el territorio guipuzcoano hay una estructura legal y de incentivos que ayudan mucho a las pymes que emprenden en temas sostenibles, que invierten en innovación… mucho apoyo que nos facilita el día a día. A nivel del País Vasco, pocas pymes se pueden quejar.

¿En qué territorios o en qué países podemos encontrar ejemplos de verdadera responsabilidad con el medio ambiente?

Hay muchos sitios, pero no hay nadie perfecto. Todos tienen sus fallos. Debemos aprender de las cosas que se hacen bien en otros lugares. Es importante reciclar más, pero, también, cómo se hace. En España tenemos territorios muy bien posicionados en tasas de reciclaje. Tenemos que escoger lo mejor de cada sistema, inspirarnos en ellos y reproducirlos.

¿Qué papel tiene el consumidor final en esa evolución hacia modelos sostenibles?

Indudablemente, el cliente manda y cada vez es más exigente. Pide productos muy sostenibles y eso nos va a hacer desarrollarnos y formar parte de esa vanguardia de la sostenibilidad. Esa creciente exigencia nos permite avanzar y crear cosas cada vez más interesantes.

¿Cómo va a impactar en vuestro entorno la creación de la plataforma EnCircular?

Este tipo de iniciativas son indispensables, porque suponen una manera de conocernos mucho más, generar sinergias, inspirarnos los unos a los otros, abrir colaboraciones,… En el caso concreto de EnCircular, creemos que servirá para visibilizar y para crear proyectos aún más inspiradores y que cuiden del planeta.

 

*La primera edición de ‘Economía EnCircular Open Week’ se celebró del 10 al 13 de noviembre, en Valencia. El encuentro, organizado por la Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana (ADCV), con apoyo de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI), reunió a expertos nacionales e internacionales y empresas que están integrando modelos de negocio, estrategias y soluciones basadas en la economía en circular. Puedes acceder a todas las presentaciones y entrevistas pinchando aquí.

Últimas noticias

Ecosistema

06/07/2022

La economía circular, el mejor aliado ante los retos más urgentes a...

VER MÁS->
Ecosistema

12/05/2022

Los activos financieros orientados a la economía circular se multip...

VER MÁS->
Al día

07/04/2022

La Comunitat Valenciana, pionera en la regulación e impulso del agr...

VER MÁS->