<- blogcom
FECHA

17/03/2021

TEXTO DE

Olivia Fontanillo. EnCircular

COMPARTIR
<- blogcom
‘Especialización en circular’. El diseño como amplificador de la conciencia ambiental

Carlos San José, diseñador industrial especializado en cocreación estratégica, es fundador y director de Circular Design Factory, empresa especializada en ecodiseño y economía circular, que desarrolla soluciones concretas (configuración formal y funcional, materiales, tecnologías de fabricación y acabados…) para conseguir productos con menor impacto negativo en el medio ambiente y que permitan incrementar la competitividad de sus clientes. Carlos San José participó en la primera edición de ‘Economía EnCircular Open Week’*.

Actualmente, entre el 8,6% y el 9% de la economía mundial es circular. Es un porcentaje bajo, pero, siendo bajo sobre el total de la economía, puede constituir una buena base, tiene ya una cierta introducción, que unida a la tendencia al alza en concienciación e implementación me animan a ser optimista.

El 22 de agosto fue, en 2020, el día del agotamiento de los recursos que la naturaleza es capaz de regenerar cada año. Cada año se va adelantando. Con la pandemia, se ha retrasado un poco; si no estuviésemos en esta situación de crisis, se habría situado en junio.

Cada vez más indicadores demuestran que realmente tenemos un problema existencial, de insostenibilidad en el consumo de recursos e impactos en el medio ambiente. Existe una preocupación y voluntad real, en diferentes rangos y con diferentes responsabilidades, por parte de gobiernos, empresas y organismos multinacionales. Desde la ONU a las diferentes cumbres sobre el cambio climático, planes y directivas de la UE (Green Deal, planes de economía circular,…), ley de residuos, estrategias de reducción de uso de plásticos,… Somos conscientes de que tenemos que cambiar la manera de hacer las cosas, introducir lo más rápido posible nuevas tácticas y nuevas maneras de entender nuestro día a día. Europa quiere ser primer continente climáticamente neutro; es un objetivo muy ambicioso que exige el compromiso de todos los agentes implicados.

Todos tenemos que ser conscientes de que cualquier actuación conlleva consecuencias en sostenibilidad económica, social y medioambiental. Y de que es difícil avanzar en una sin afectar al resto. Todo el mundo puede ser circular. El impacto o alcance no será el mismo según sea mi día a día o a qué me dedique, pero hay muchos gestos diarios, muchos momentos, en los que podemos aplicar reglas muy sencillas para poder ser circular. Muchas de las iniciativas parten del propio ciudadano, que, de manera particular o asociativa, está marcando caminos de cambio. Algunas de alcance más modesto y otras extrapolables a políticas de pymes y grandes empresas.

Los ejemplos a los que tenemos acceso nos dicen, desde diferentes ámbitos, que ya está cambiando la manera de producir y de afrontar nuestra actividad. Por ejemplo, la mayor gestora de fondos del mundo, BlackRock, ya exige que cualquier inversión cumpla criterios de sostenibilidad, y las grandes empresas, las grandes marcas, están anunciando medidas para reducir su impacto ambiental.

La suma de pequeñas acciones

Tenemos que ser conscientes de que, muchas veces, es difícil cambiar la cultura, las dinámicas, la maquinaria… Es posible avanzar lo más rápidamente posible teniendo la visión de hacia dónde queremos llegar, pero tenemos que ir implementando pequeñas mejoras que son de fácil aplicación y que sumadas a actuaciones de otro sentido realmente harán el cambio.

En este sentido, destacamos el papel clave del diseño. Gran parte de los impactos de la actividad económica del hombre se habrían evitado si nos hubiésemos parado en la concepción. Con conocimiento técnico, de materiales, design thinking,… aproximaciones y herramientas que aplican la mayoría de diseñadores que salen de las escuelas y desarrollan su trabajo en diferentes ámbitos. Es una oportunidad fantástica de colaborar a que el planeta pueda ser más sostenible, con soluciones que permitan una reducción del consumo de recursos, de impactos, de emisiones, generación de empleo local (pensar desde lo cercano, lo próximo, hablando de materias primas, energía y ciclo de vida completo).

Cuando hablamos de sostenibilidad ambiental vinculada al diseño, hay áreas que exigen conocimiento específico. Desde el momento en que empezamos a pensar cómo va a ser un producto, necesitamos incorporar parámetros o estrategias en ese sentido.

Hace unas semanas se presentó el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en España -entre cuyos ejes principales, está la transición ecológica- y el 70% de directores ejecutivos de empresas cree que demostrar el compromiso social y medioambiental es un factor de competencia. En muchos proyectos de economía circular, se consiguen ahorros económicos, incluso, una fuente adicional de ingresos. Los resultados en términos de visibilidad, reputación, reconocimiento de marca, acceso a mercados y a financiación…son factores motivadores más que suficientes como para empezar, el que aún no lo haya hecho, este recorrido.

Evaluar para mejorar

Compaginar grandes revoluciones, más costosas a todos los niveles, con pequeñas revoluciones, pequeñas iniciativas, que permitan esa línea de progresión, siempre supondrá un mayor reconocimiento que la actitud de aquella empresa o institución que siga estancada en parámetros de economía clásicos, asociada a impactos de difícil recuperación.

Existen ya diferentes herramientas para conocer el impacto ambiental del producto que estamos diseñando. Hace falta conocer todas las etapas del ciclo de vida: dónde hay posibilidad de mejora y priorizar los proyectos a poner en marcha, incorporando la variable medioambiental. Encontrar maneras de reducir los impactos, de hacer las cosas mejor y hacerlo de la mano de los profesionales del diseño, que pueden ayudar a introducir esa manera creativa, funcional y emocional de abordar los proyectos.

 

*La primera edición de ‘Economía EnCircular Open Week’ se celebró del 10 al 13 de noviembre de 2020, en Valencia. El encuentro, organizado por la Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana (ADCV), con apoyo de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI), reunió a expertos nacionales e internacionales y empresas que están integrando modelos de negocio, estrategias y soluciones basadas en la economía en circular. Puedes acceder a todas las presentaciones y entrevistas pinchando aquí.

Últimas noticias

BlogCom
Inspiración

30/10/2022

Design for planet 2022. Segunda edición del festival online del Des...

VER MÁS->
Ecosistema

18/10/2022

Igualdad y economía circular, áreas de los ODS más trabajadas por l...

VER MÁS->
Ecosistema

30/09/2022

Ruta Valenciana del Biogás: cien plantas y 6.000 empleos verdes par...

VER MÁS->